Brevísima historia alimentaria: 1950-presente.


José Gabriel Barrenechea.

En 1950 el consumo promedio de kilocalorías a nivel mundial era de 2470 diarias. En Cuba, en el año 1953 y según el sociólogo Norman Jolliffe, de 2 580. La FAO, sin embargo, que por entonces cifraba en 2500 Kcal diarias la cantidad mínima aceptable, daba para nuestro país, en el primero de los años citados, un valor de 2 870 Kcal, lo que nos situaba en el lugar 26 entre otras 96 naciones. En específico en las Américas solo nos superaban, según esta respetable institución de Naciones Unidas, EE.UU., Canadá, Argentina y Uruguay.

En la tabla I he reunido los valores correspondientes a parte del dilatado periodo revolucionario.

Tabla VIII

(Elaborada a partir de con datos obtenidos de la revista “Economía y Desarrollo”, publicada por la Facultad de Economía de la Universidad de la Habana)

Año Energía (Kcal.) Proteínas(g)
1965 2 552,0 66,4
1966 2 595,0 64,6
1967 2 628,0 67,4
1968 2 642,0 67,7
1969 2 501,0 67,3
1970 2 565,0 68,8
1971 2 698,0 71,4
1972 2 603,0 71,4
1973 2 496,0 69,7
1974 2 617,0 72,0
1975 2 622,0 71,4
1976 2 705,0 73,9
1977 2 694,0 72,8
1978 2 782,0 74,4
1979 2 764,0 70,8
1980 2 867,0 75,0
1981 2 885,0 78,0
1982 2 872,0 76,2
1983 2 910, 0 77,4
1984 2 954,6 78,9
1985 2 929, 0 79,0
1986 2 976,7 79,7
1987 2 899,5 77,3
1988 2 908,0 77,9
1989 2 845,0 76,5
1990 2 727,0 72,8
1991 2 489,0 65,6
1992 2 490,0 65,6
1993 2 276,0 55,5
1994 1 853,0 46,0
1995 1 948,0 47,7
1996 1 993,0 49,7
1997 2 160,0 52,6
1998 2 176,0 54,3
1999 2 262,0 56,3
2000 2 578,0 47,7

Al comparar los datos de la tabla anterior con los de Jolliffe, nos damos cuenta de que en cuanto a alimentación, el nuevo sistema socio-político no vino a despegarse definitivamente de los valores de 1953 hasta bastante entrados los setentas.

Y obsérvese que hemos escogido nuestra fuente de base (Jolliffe) ya no imparcialmente, sino en oposición a nosotros mismos. No solo porque, por ejemplo, podíamos haber tomado los más favorables datos de la FAO, sino también porque a cualquiera que conozca un poco de nuestra historia no se le oculta el hecho de que 1953 no fue un año muy boyante para nuestra economía:El significativo recorte de la zafra de ese año, conjugado con los relacionados bajos precios del azúcar en el mercado internacional, provocados en primera instancia por el inesperado apaciguamiento del conflicto en Corea, hicieronque nuestra economía se contrajese en casi un 15% en ese año.

Es de señalar que la remontada de mediados de los setentas se corresponde precisamente con nuestra entrada en el CAME, en condición de nación en extremo favorecida.

La caída de la URSS y sus satélites, casi veinte años después, hundiría nuestro consumo muy por debajo de lo que la FAO considera en la actualidad como lo necesario para satisfacer la necesidad mínima. Tan profundo, que llegamos hasta el nivel 3, de cinco que establece el mencionado organismo de acuerdo con el porciento de la población total que en cada país se encuentra subnutrida: Este porciento, en la Cuba del periodo 1996-1998, ascendía al 19%, comparable con el 18% de Sudán, o el 20,5% de la India.

A partir del 2000 carecemos de fuentes confiables. No obstante, podemos al menos demostrar que los datos entregados por las autoridades se encuentran fuera de toda realidad, y que en consecuencia aunque nuestra situación alimentaria con respecto al periodo 1993-1998 ha mejorado, no lo ha hecho de modo en realidad sustancial. Téngase en cuenta que, en el periodo que llega hasta el presente y comienza en el 2000, nuestros volúmenes físicos de importación de alimentos no han crecido como deberían para explicar, dada la baja de nuestra agricultura, el supuesto y extraordinario crecimiento del consumo de alimentos del cubano.

En este sentido se debe recordar que a fines del año 2002 el hoy tronado ministro de economía, José Luis Rodríguez, presentó un informe ante el máximo órgano aprobativo de nuestro país, ante la Asamblea Nacional, al parecer inspirado en el aquello de que a más grande la mentira más fácil su digestión: Según el mismo el consumo percápita del cubano para ese año era de 2 916 Kcal y de 76,8 g de proteínas diarias. Lo que hubiera significado, de ser verdad, que en el plazo de solo dos años, entre el 2000 y el 2002, se habría aumentado respectivamente el primero de los índices en 338 Kcal (tanto como entre 1973 y 1980), y el segundo en 29,1 g (sin comparación: entre 1973 y 1986, solo aumentó en 10 g).

Mas si en ese informe se daban cifras en verdad infladas en cuanto a la alimentación del cubano, en el presentado por el mismo señor, y ante la misma institución, cinco años después, se pierde ya toda medida: Nada menos que de 3 287 Kcal y 89, 9g.

Compárese si no dichos valores con los de la tabla I; en específico con el año 1986, el mejor de los allí representados. Solo en el consumo de energía los valores del 2007 superarían en aproximadamente un 11% a los de dicho año, y en más de un 12% a los del consumo de proteínas. ¡A 1986, un año que, para los que como yo lo vivimos muy jóvenes, se nos aparece hoy como salido de una brumosa leyenda, un año en que cualquier ciudadano podía almorzar y comer,“bien”,en un restaurante promedio con su sueldo de ese día!

Pero no nos quedemos aquí. Observemos la siguiente tabla, preparada con los valores que la FAO informó para el 2002, y que hemos tomado de la Enciclopedia Encarta 2006.

Tabla IX

País Energía(Kcal) Proteínas(g)
EE.UU. 3 620 112
México 3 140 80
Argentina 3 120 97
España 3 290 104

Si lo que se dice en el referido informe de 2007 fuera cierto, pues nada, que nos habríamos encontrado al mismo nivel que los españoles de antes de la crisis que hoy viven, nuestro consumo de energía sería incluso superior al de los mexicanos (quienes ocupan al presente el segundo lugar mundial en cuanto al porciento de su población obesa), y ni que decir de que en proteínas nos faltarían solo 7 gramos, par de onzas de carne de res, para alcanzar a los carnívoros argentinos.

Por cierto, ambas sartas de mentiras… perdón, informes, antes de llegar a la Asamblea Nacional, resultaron aprobadas en el Consejo de Ministro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s